Cuencos tibetanos NOTA Blog Verde

Cuencos Tibetanos

Los Cuencos Tibetanos son un elemento fundamental al momento de terminar de armonizar un espacio mediante son unas de las herramientas más usadas por el FENG SHUI.  Con ellos se puede limpiar las vibraciones de energía negativa de un lugar y transformarlas en positivas. 

Los Especialistas en FENG SHUI los utilizamos para armonizar el lugar luego de hacer una Asesoría y reubicación de inmuebles o cuando las energías estén estancadas y/o cuando el residente del lugar lo solicite.
LIMPIEZA DE ESPACIOS MEDIANTE EL CUENCO:
Para realizar une limpieza energética, la casa debe estar limpia, y de ser posible abrir todas las ventanas para dejar que fluya la energía a las habitaciones. Las ventanas deberán permanecer abiertas aproximadamente una hora.  En caso de que se desee hacer una limpieza muy a fondo, se deben abrir todas las puertas de armarios y cajones para permitir que el aire fresco ingrese en estos espacios.
CÓMO USARLO:
Sosteniendo el cuenco en tu mano izquierda camina despacio recorriendo las habitaciones de tu casa, recorre los espacios en el sentido de las agujas de reloj.
Si el cuenco se detiene al frotarlo, vuelve a golpearlo suavemente tres veces para comenzar a escuchar su armonía suave y limpiadora recorriendo con el mazo en forma suave toda la circunferencia del cuenco.  Estos golpes establecerán los sonidos de llamada los cuales purificarán progresivamente las vibraciones que se encuentren en el lugar.   Luego se continúa golpeando el cuenco mientras se circula por la habitación.
Cuando los sonidos parecen desarmonizados es que existe un desequilibrio de las energías del lugar, luego al ser más armonioso su sonido es que se está produciendo el equilibrio de las energías
Para que la limpieza sea más efectiva, debemos movernos cerca de las paredes y rincones del inmueble en sentido horario para eliminar posibles energías negativas que se encuentren estancadas.  Golpeando y frotando el Cuenco habitación por habitación.
Si se prefiere se puede cantar algún mantra mientras se golpea el cuenco para mejorar la energía.  Esta limpieza se puede hacer cuando se desee, si se hace regularmente por ejemplo una vez a la semana, o cuando sienta que el inmueble este cargado o las personas que habitan en él también lo estén.   Los resultados se harán notar inmediatamente transformando la energía del lugar.
BENEFICIOS:
Mejora las energías de un espacio.
Cambia las energías negativas a un estado positivo.
Activa las energías elementales de los espacios oscuros y poco transitados.
Limpia y activa las chakras del cuerpo armonizando los bloqueos causados por estados de ánimo.
Dejan un sentimiento de paz y armonía.
En resumen, el cuenco tibetano tiene como finalidad crear espacios de armonía y bienestar, nos ponen en contacto con nuestra espiritualidad y con el Chí positivo del universo.
LOS CUENCOS EN EL CUERPO HUMANO
Los Cuencos Tibetanos son instrumentos que emiten sonidos y vibraciones muy particulares, una onda alfa que es semejante a las que el cerebro genera cuando está en un estado de meditación. 
Estas ondas son favorecedoras de la generación de linfocitos T que son esenciales en el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. De esta forma, el cuerpo vibra junto al cuenco.
Se pueden armonizar las 7 chakras son (recorriendo el cuerpo de abajo hacia arriba): la raíz, el sacro, el plexo solar, el corazón, la garganta, el tercer ojo y la corona.
Las vibraciones recorren nuestra columna vertebral y nuestro sistema nervioso a partir de la cual llegan a cada órgano y célula armonizando todo nuestro cuerpo. Nuestra salud se puede ver revitalizada ya que los cuencos tibetanos tienen efectos positivos en personas que sufren de contracturas musculares, artrosis, problemas circulatorios y neuronales, depresión o estrés.
TENER EN CUENTA:
Quienes tengan colocado un marcapasos o padezca problemas del corazón no deben realizar estos masajes con energías porque esto puede interferir en el dispositivo. Quienes hayan tenido alguna intervención quirúrgica deben consultar previamente con el terapeuta para determinar si es adecuado o no el uso de los cuencos tibetanos.
LOS SIETE METALES DEL CUENCO
Los verdaderos cuencos están hechos de 7 metales. Oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.  la calidad del sonido la determina su grosor, y la resonancia del zumbido mientras que las vibraciones son producto de su profundidad.
Los hay de diversos tamaños, lo ideal es que tengan su color dorado reluciente, bastante grueso y bien redondo.
ORO representa al sol, fuente máxima de energía yang.
PLATA: representa la luna, la fuente máxima de energía ying. Esto nos da el equilibrio perfecto del yin y yang. Los otros metales representan cada uno de los planetas. La proporción es un secreto celosamente guardado.
Las personas que han experimentado una limpieza con Cuencos Tibetanos experimentan grandes cambios, mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mayor concentración, mayor visión de futuro y una gran sensación de paz.
El resultado es un individuo más productivo, más centrado, más feliz, más sereno, más equilibrado, más en paz consigo mismo.
Ana María Balarezo
Especialista en Feng Shui
Lima – Perú

 

Comparteix!