Diapositiva40

Las zapatillas de Judas

 

Cuando me regaló las zapatillas, ya era el final del trayecto.

Hipócritas y maliciosos conviven con nosotros. Ojos que no quieren ver. Almas que lloran ya sabiendo….

Mezquindad en estado puro. Personas fuera de la realidad,  con la vejez ya cerca, se miran en espejos de personas que brillan y sacan lo mejor que creen que tienen, hasta que la realidad se impone.

En tu espejo ya no hay nadie.

Si, me las regalaron y eran las zapatillas de Judas.

Berta Almasqué

 

Comparteix!