63504_725908814088765_1594885788_n

Lealtad

Nadie entiende mejor la lealtad que aquel a quien le han traicionado alguna vez. Todos esperamos la lealtad de los demás.
A nadie nos gusta ser traicionado, o enterarse que un amigo habló mal de nosotros. Por supuesto que nos parece terrible cuando, tras muchos años de trabajar en un empresa, o formamos parte de una Organización, somos despedidos, o relegados, menospreciados, sin pensar en todos los años que le invertimos. Detectar la lealtad (o deslealtad) en los demás es fácil, pero ¿Cómo estoy viviendo yo la lealtad? ¿Realmente sé qué es? ¿Qué esperan los demás de mí? La lealtad es un corresponder, es jugar a ganar -ganar en la vida, una obligación que se tiene al haber obtenido algo provechoso.
Es un compromiso a defender lo que creemos y en quien creemos. Por eso el concepto de la lealtad se da en temas como la Patria, el trabajo, la familia o la amistad. Cuando algo o alguien nos ha dado algo bueno, le debemos mucho más que agradecimiento. La lealtad es un valor, pues quien es traidor se queda solo. Es el caso de lo todologos, o de Personalidad prepotente, soberbia, los clásicos Yo nada mas importo.
Debemos ser leales con aquello que nos ha ayudado un amigo que nos defendió, un país que nos acoge como patria, una empresa que nos da trabajo. La lealtad es defender a quien nos ha ayudado, «sacar la cara». Cuando somos leales, logramos llevar la amistad y cualquier otra relación a su etapa más profunda, inamovible. Todos podemos tener un amigo superficial, o trabajar en un sitio simplemente porque nos pagan. Sinembargo la lealtad implica un compromiso que va más hondo es el estar con un amigo en las buenas y en las malas, es el trabajar no solo porque nos pagan, sino porque tenemos un compromiso más profunda con la empresa en donde trabajamos, y con la sociedad misma. Es trabajar en equipo anteponiendo los intereses personales a los colectivos sin perder de vista la visión que se tenga.
La lealtad es una virtud que nos permite tener auténtico éxito cuando nos relacionamos. Es un valor que no es fácil de encontrar. Es, por supuesto, más común aquella persona que al saber que puede obtener algo de nosotros se nos acerque y cuando dejamos de serle útil nos abandona sin más, Los llamados trepadores y manipuladores.
Podemos ver como actitudes desleales- Las críticas que se hacen de las personas, mencionando sus defectos, lo limitado de sus cualidades o lo mal que hacen su trabajo.- Hablar mal de nuestros jefes, maestros o de las instituciones que representan.
– Decir las confidencias que se nos han hecho.
– Quejarnos de la forma de ser de alguien y no ayudarlo para que se supere.
– Terminar una amistad por razones injustificadas
– la Lealtad se vincula con otro Valores como la Amistad, el Respeto, la Responsabilidad y la Honestidad entre otras.
No es suficiente contradecir las actitudes desleales para ser Leal, es necesario detenernos a analizar y cambiar algunos puntos
– En toda relación se adquiere un deber respecto a las personas. Como la confianza y el respeto que debe haber entre padres e hijos, la empresa con los empleados, entre los amigos, los alumnos hacia su escuela…
– Se deben buscar y conocer los valores permanentes para cualquier situación, de otra forma se es «leal» mientras se comparten las mismas ideas.
– La Lealtad no es resultado de un sentimiento afectivo, es el producto de una confrontación mental para elegir lo que es correcto. Cuando mientes para encubrir las faltas de un amigo (en la casa, el trabajo o la escuela) no nos hace leales, sino cómplices.

Pedro Morán Velazquez
Psicólogo-entrenador personal
México 1959-2013
Gran colaborador de The Secret la revista.
 

Comparteix!